domingo, 16 de mayo de 2010

Justicia

“Hacer justicia no es solamente dar a cada uno lo suyo, sino crear desde la incertidumbre la realidad de lo equitativo. Esto asimila al juez al artista; porque la intuición de lo bello puede llegar a identificarse con la intuición de lo justo” (Juan Filloy, -¡Estafen!).



A propósito:

I.- “Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi” (La Justicia es la voluntad perpetua y constante de dar a cada uno lo que es su derecho) Ulpiano (170-228).


II.- “CREONTE: (…) ¿Conocías el decreto que prohibía eso?
“ANTÍGONA: Lo conocía. ¿Cómo no saberlo? Era bien claro.
“CREONTE: Y a pesar de ello, ¿te atreviste a desobedecer la ley?
“ANTÍGONA: Como que no era Zeus quien la había promulgado, ni tampoco Diké, la compañera de los dioses infernales, la que impuso a los hombres leyes semejantes, no creí que tus decretos tuvieran fuerza para borrar e invalidar las leyes divinas, de manera que un mortal pudiese quebrantarlas. Pues no son de hoy ni de ayer, sino que siempre han estado en vigor y nadie sabe desde cuándo. No iba yo a enfrentar la justicia de los dioses por temor al castigo de ningún hombre” (Sófocles, Antígona).


III.- ¿Qué hombres eran ésos? ¿De qué hablaban? ¿A qué organismo pertenecían? K vivía en un Estado de Derecho, en todas partes reinaba la paz, todas las leyes permanecían en vigor, ¿quién osaba entonces atropellarle en su habitación? Siempre intentaba tomarlo todo a la ligera, creer en lo peor sólo cuando lo peor ya había sucedido, no tomar ninguna previsión para el futuro, ni siquiera ante una amenaza semejante. Aquí, sin embargo, no le parecía lo correcto” (Franz Kafka, El proceso).


IV.- “No se renuncia porque en un pueblo haya millares de hombres candorosos que toman el bien por el mal, egoístas que sacan de él su provecho, indiferentes que lo ven sin interesarse, tímidos que no se atreven a combatirlo, corrompidos, en fin, que no conociéndolo se entregan a él por inclinación al mal, por depravación: siempre ha habido en los pueblos todo esto, y nunca el mal ha triunfado definitivamente” (Domingo Faustino Sarmiento, Facundo).


V.- “And now was acknowledged the presence of the Red Death. He had come like a thief in the night. And one by one dropped the revellers in the blood-bedewed halls of their revel, and died each in the despairing posture of his fall. And the life of the ebony clock went out with that of the last of the gay. And the flames of the tripods expired. And Darkness and Decay and the Red Death held illimitable dominion over all” (Edgar Allan Poe, The masque of the Red Death).


VI.- “His thoughts were red thoughts and his teeth were white.
His enemies called for peace, but he brought them death.
Sredni Vashtar, the Beautiful”
(Hector Hugh Munro –“Saki”-, Sredni Vashtar).

6 comentarios:

  1. 1) Y entonces reconocieron la presencia de la Muerte Roja. Había venido como un ladrón en la noche. Y uno por uno los invitados cayeron en las salas regadas de sangre de su fiesta, y murió cada uno en la postura desesperada de su caída. Y 1a vida del reloj de ébano desapareció con la del último de los juerguistas. Y las llamas de los trípodes se extinguieron. Y las Tinieblas y la Ruina y la Muerte Roja tomaron dominio ilimitado sobre todo.

    2) Sus pensamientos eran rojos y sus dientes blancos.
    Sus enemigos le pidieron paz, pero él les trajo muerte.
    Sredni Vashtar, el Hermoso.

    ResponderEliminar
  2. Triunfo y derrota, bien y mal, día y noche, primavera otoño verano invierno y otra vez primavera.

    ResponderEliminar
  3. El río pasa, pasa
    y nunca cesa.
    La vida pasa,
    nunca regresa.
    (Anónimo, poema quechua).

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por degustar mi espacio, pues.
    Salú, voy a leerlo por estos lares.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Ludmila, y muy bellas las fotos también.

    ResponderEliminar
  6. Recién releo, muchas gracias pues también por el elogio para con mi ojo, para con mi visual.
    Lo saludo.

    ResponderEliminar